+54 9 11 5319-5956 gerente.celsi@gmail.com

15/11/2017 Por El Sol – Mendoza. FUENTE El Ejecutivo modificará la ley que rige este tipo de vigilancia. Quieren poner a los efectivos a la par de la Policía.

El Gobierno prepara una serie de modificaciones a la ley que rige la seguridad privada en la provincia, con la intención de establecer mayores exigencias. También se apunta a poder “sugerir” precios a las empresas que se encargan del rubro.

“La seguridad privada debe trabajar en mayor combinación con la Policía”, manifestó el ministro de Seguridad, Gianni Venier, quien manifestó que el objetivo es brindar mejores protocolos para la detección del delito y mejorar la comunicación con el 911, entre otras cosas. En total hay entre 7.500 y 10.000 efectivos que trabajan en seguridad privada, casi el mismo número de policías.

Además se buscará mayores exigencias en el nivel de educación sugerido y mejor preparación. “Queremos que se eleve el nivel (de los vigilantes privados) al de un policía con alta instrucción”, indicó el ministro de Seguridad. En ese sentido señaló que se está trabajando en una validación con el Instituto Universitario de Seguridad Pública (IUSP) para poder otorgarles una matrícula.

Pero además de mejorar la instrucción, el Ejecutivo quiere “retocar” la ley para que pueda regular los precios. “La idea de bajar costos que en algunos casos no están muy claro”, explicó Venier.

El FBI en Mendoza

Esta mañana el gobernador Alfredo Cornejo recorrió las instalaciones el laboratorio de ADN junto a personal del FBI, que llegó a la provincia para capacitar a policías. Aprovechando la presencia de los agentes norteamericanos también se firmó un convenio para la instalación del Codis (sistema de correlación de identificación de huellas).

Se trata de un software que brinda el FBI a diversos lugares para que se puedan correlacionar los registros de huellas genéticas. Se espera que el sistema esté en funcionamiento para fin de año con el objetivo de “mejorar las tasas de aceleración procesal”.

“El Codis correlaciona los hechos y permite puebras indubitables”, afirmó Cornejo.

Desde que se puso en marcha el año pasado, la provincia ya tiene en su banco de datos 12 mil muestras y esperan llegar a 15 mil para fin de año. Además en la próxima etapa se sumarán las huellas genéticas del personal de seguridad privada.